EspaInfo.es

espainfo.es
estamos en

jueves, 12 de marzo de 2009

Vuelves

Madre: vuelves a la tierra, a esa dulce tierra de tu infancia.
Vuelves al río, al río cuando era savia. Tierra y río se fundieron.
De allí fuiste tomada, tú, María Palomino Ceras.
Vuelves al sueño, al sueño que te llevará a las estrellas.
Tus negros y ondeados cabellos se vuelven constelaciones.
Tu luz perdurará. La luz de tus ojos. Esa luz que veré
mientras yo exista, mientras mis pies dejen sus huellas sobre la arena.
Vuelves al origen de la vida. Cuando la vida no era vida.
Cuando el horizonte no sabía de miradas.
Cuando el silencio no sabía de otras voces que no fueran
de los pájaros. Cuando el cielo no sabía de otros vuelos
que el de las aves y las abejas. Vuelves al principio. Cuando el agua
no sabía de recipientes. Cuando la música no sabía de instrumentos.
Cuando la sangre fluía en total libertad.
Madre: vuelves a la tierra. A la semilla.
Cuando tierra y semilla eran un solo cuerpo.
Cuando el maíz brotaba alegre ante el llamado de la lluvia.
Vuelves a la tierra, Madre. Y los pájaros cantan alegres.
El río serpentea entre las pulidas piedras.
Los huesos se cubren de carne, las rosas se llenan de espinas.
Las cuencas de tus ojos se llenan de luces.
El girasol gira en busca del astro rey.
Renaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada