EspaInfo.es

espainfo.es
estamos en

viernes, 10 de septiembre de 2010

150 hojas

Llegué a la página 150 del primer manuscrito de "Animal nocturno" después de cinco meses de trabajo diario. Me faltan treinta hojas para terminar este cuaderno a4 donde escribo a mano. En las vacaciones haré un segundo manuscrito que será casi la versión final con todas las correcciones que he venido haciendo mientras escribía esta primera versión. Después, cuando esté seguro que esa versión sea la novela, la tipearé, sino, haré otro manuscrito. Tiene que estar casi perfecta para empezar a tipearla. Menos mal que desde que la empecé a escribir sabía que era un proyecto de largo aliento porque hasta ahora a mis novelas les falta "algo" porque las mando a concursos y obtengo una mención de honor, o soy finalista o gano un segundo lugar y con "Animal nocturno" o "Depredador nocturno" -lo de nocturno estará de todas maneras en el título- quiero llegar lejos. Mínimo tendrá 250 páginas a espacio y media para mandarla a los concursos que organiza Irreverentes, también para mandarla el Premio Planeta-Casadeamérica y al Premio Copé, ya es hora de chuntarla con un premio grande.
Pero escribir también agota, hoy llegué trapo de la chamba, cené, dije voy a descansar un poquito, y me quedé dormido dos horas, y eso que en el trabajo no hago mucho, pero igual termino molido. Debe ser que ando escribiendo como loco, aparte de "Animal..." vengo escribiendo, también en manuscrito. "Agonía" y ando corrigiendo mis cuentos para armar un libro y mandarlo a un concurso. Así que el cerebro se cansa, el cerebro no, el cuerpo más bien, porque mientras pegaba una pestañeada, el cerebro seguía imaginando escenas, escribiendo diálogos, reescribiendo la historia, planificando los cambios para el siguiente manuscrito, imaginando escenas para "Cartas para un ángel desde Yanamayo".
Creo que debo tomarme unas vacaciones más largas, o dormir una semana entera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada