EspaInfo.es

espainfo.es
estamos en

martes, 31 de enero de 2012

Fuiste mía en verano (primeras páginas)



Oriana tenía las piernas abiertas y los ojos cerrados. Se acariciaba la chucha. Una pelambre oscura y rizada le cubría el Secreto. Los labios, marrones y relucientes, asomaban entre los pelos como lagartijas en busca de un poco de calor.
Se empezó a acariciar las tetas, unas tetas abundantes que María Frontera y yo, dueñas de casi nada, envidiábamos. Unas tetas deliciosas al paladar. Chuparle los pezones. Sentirlos ponerse duritos en mi boca.
Besarle la piel. Recorrerlo con mi lengua. Hacer girar mi lengua en su ombligo.
Bajar.
Posar mi boca en su pubis.
Apartar el follaje que cubría su Secreto. Era peluda como Sasha Grey.
Hurgar con mi lengua su interior.
Me acaricié la entrepierna por sobre el short. Estaba caliente. Arrecha como una perra.
Oriana tenía un cuerpo hermoso, la piel de Luna. Sus piernas eran largas, infinitas. Tenía las caderas anchas, la cintura breve.
El vello negro parecía una isla en un mar de leche.
Metí mi mano debajo del short y me acaricié el pubis. Mi índice se deslizó a lo largo de la hendidura húmeda y caliente. Bajar a la playa, meterme al mar, apagar el fuego que abrasaba mis entrañas.
Apartó los labios con dos dedos y el medio lo fue introduciendo en su conchita.
El dedo gordo giraba alrededor de su clítoris.
Entrar, salir. Entrar, salir.
Di un paso y otro más y otro más y me hinqué de rodillas entre sus piernas.
Acerqué mi rostro a su Secreto. Aspiré el aroma a mar que manaba de ella.
Allí estaba su Tesoro: un botón que relucía como si recién le hubiesen sacado brillo. Una perla. Me lo engullí. Lo chupé, succioné, presioné entre los labios e hice girar la punta de mi lengua sobre ella.
Pensé en Lexi Belle, en Karen Upegui, en Grace Wong, en María Frontera.
Meter y sacar la lengua. La carne hinchada. Los pelos.
Sus muslos empezaron a moverse como barcas en un mar agitado. Agarró mi cabeza, revolvió mis cabellos mientras mi lengua subía y bajaba a lo largo del surco húmedo.
Chilló.
Se quedó quieta. Su sexo latía como un corazón.
Le di un besito.
–Eres linda, Luz. Gracias.
–A ti. Mi vieja dice que le lleves una manzanilla.
–¿La huevona esa no tiene manos? –se sentó al filo de la cama, agarró un pedazo de papel higiénico y se limpió la chucha.
–Yo solo te digo lo que me dijo.
–Vieja huevona –tiró el papel al tacho–. ¿Por qué se vinieron tan temprano?
–Le empezó a doler la cabeza.
–Es la menopausia.
–Ni que te escuche porque se empincha y te bota.
–Ganas de irme no me faltan –se puso un calzoncito color vino tinto como el de Lexi Belle.
–¿Y yo?
–Cacharás con el perro –se puso un vestidito celeste–. O con las putas del Malecón.
–Mala.
–Bromeo –dijo. Me dio un beso en la boca–. Jamás dejaré a mi princesa.
–Ojalá. Ponte sostén.
–No creo que tu vieja se dé cuenta.
–¿Y si te ve mi papá?
–Nos tiramos un polvo.
–No seas tan puta.
Reímos.
–¿Hiciste algo con la María?
–Nada. La Vero estaba que jodía.
–Recién cuando también le pique la chuchita te dejará en paz.
–No hables así.
–Sorry. A veces olvido que la Vero es un angelito. ¡Ah, pero debe tener una chuchita deliciosa!
–Siempre anda con los calzones sucios.
–Guag. Olvidé que es una cochinita.
Nos cagamos de la risa. A la Vero le estarían ardiendo las orejas.
Salimos de la habitación.
–Deberíamos bajar a la playa.
–Mmm. Pero apúrate con la manzanilla de mi vieja que ahorita empieza a gritar.
–Que se la cache un burro.
Volvimos a reírnos con ganas.
–Me esperas.
–Ya.
Me quedé allí, escuchando el rugido del mar en tinieblas. Las olas, furiosas, golpeaban los farallones.
Unas lucecitas se alejaban mar adentro. Eran las lanchas de los pescadores. Volverían con las bodegas repletas de peces.
–¿Pensando, princesa? –unos brazos me rodearon el talle.
–Mmm. ¿Y tú?
–Salí a dar unas vueltas para despejar el cerebro.
–¿Y cómo va El cazador nocturno?
–Allí, avanzando.
Ojalá no venga Oriana, pensaba.
–Esa novela te va a volver loco.
Papá se rió.
–Espero terminarla este año.
–Nosotras también. Sobre todo mamá.
–Está loca tu madre.
–Malo.
Rió.
–Estaba que me celaba con la Mily. ¿No te diste cuenta?
–¡Es que la tía también te miraba como si su marido no se la tirara bien!
Papá volvió a reír.
–Ni la traiciones porque te corta las bolitas.
–Tu madre es capaz. Está loca de remate.
–Así te enamoraste de ella.
–El amor me volvió estúpido.
Reímos.
–Te dejo, hija –me dio un beso en la nuca–. Chau.
–Chau, papi.
Escuché sus pasos alejarse, descender la escalera. Quizá se iría a la playa a caminar. Le gustaba caminar a orilla del mar. Caminar y pensar. Pensar en la trama del libro que estaba escribiendo hace más de dos años.
–Uy, casi me pesca tu viejo –me dijo Oriana, saliendo de entre una mata de chifleras–. Casi te digo amor, ya regresé.
–Puta que la ibas a cagar.
–¿No que sabe que te gustan las mujeres?
–Pero él cree que bromeo. Le daría un infarto si supiera que es cierto.
–Que no le vas a dar nietos.
–Ya sabes que detesta a los niños.
–Mmm. ¿Vamos?
–¿Estás con ganas de cachar?
–De cacharte, princesa.
***
luZamor dice: ¿Cuántos años tienes?
GrAcE dice: 12 i tu?
luZamor dice: 20. Tú eres una nenita todavía. ¿Todavía estás en la primaria?
GrAcE dice: nop ia voy para secundaria
luZamor dice: ¿Y qué tal alumna eres?
GrAcE dice: buena, normal

GrAcE dice: oie me habla mami, kiere k vaia a cenar, regreso en unos 15 o 20 minutos
luZamor dice: Ok. Aprovecharé para darme un baño. Nos vemos dentro de un rato entonces.

MÁS TARDE
Luz dice: Ya estás aquí.
GrAcE dice: sip, oie estaba viendo tu
Luz dice: ¿Qué cenaste?
GrAcE dice: pollo
Luz dice: Qué rico.
GrAcE dice: vi tu my gallery
Luz dice: ¿Viste mis fotitos?
GrAcE dice: siii sales bonis
Luz dice: Tú también.
GrAcE dice: cuando sea grande kiero ser asi como tu. eres bien bonis
Luz dice: Gracias. Tú también eres bonita.
GrAcE dice: oie tenemos la misma naris
Luz dice: Quizá seas mi hermanita lejana. O una Luz chiquita.
GrAcE dice: puede ser, deaaa
Luz dice: ¿Y por qué no?
GrAcE dice: io no dije k no
Luz dice: Entendí mal. ¿Qué música escuchas, corazón?
GrAcE dice: me gusta belanova, niki dan, algo de regeton i asi, i a ti?
Luz dice: Muero por el reguetón, también escucho Belanova, también me gustan las canciones románticas y otras cositas más.
GrAcE dice: casi tenemos gustos =
Luz dice: Ajá, como para llevarnos bien.
GrAcE dice: siiii, k foto mia fue la k te gusto +?
Luz dice: Esas donde estás en la piscina con tus amiguitas. Pareces Sirenita. Me robé algunas. Las puedo poner en mi página, ¿no?
GrAcE dice: sipi
Luz dice: Tu mami también es linda.
GrAcE dice: sipi mami es bn bonis
Luz dice: Tienes a quién salir.
GrAcE dice: gracias
Luz dice: Me imagino que tendrás muchos admiradores, ¿verdad?
GrAcE dice: no mushos, pero x ai andan
Luz dice: ¿Tienes enamorado?
GrAcE dice: no i tu?

GrAcE dice: eso es obvio vdd? para k pregunto
Luz dice: Jajajá.
GrAcE dice: me avisas cuando subas mis fotos para ver cuales son
Luz dice: Ok. No subiré todas, aunque sería lo ideal, jijí.
GrAcE dice: pues cuantas bajaste
Luz dice: Todas, jejé.
GrAcE dice: deaaa, no creo. todas todas todas?
Luz dice: Sipi. Es que eres linda como una princesita. Espero no haber hecho mal…
GrAcE dice: nop
Luz dice: Solo las bajé para contemplarte con más comodidad. Habrás visto que en mi página hay muchas chicas, ¿no?
GrAcE dice: sipi
Luz dice: Me gustan las chicas lindas, jejé. Y tú eres muy bella. Demasiado bella.
GrAcE dice: deaaaa
Luz dice: ¿Qué hora es allá en este momento?
GrAcE dice: 10:06 pm
Luz dice: Tenemos la misma hora entonces.
GrAcE dice: aaa, no sabia
Luz dice: Ni yo tampoco, jejé. ¿Eres hija única?
GrAcE dice: nop, tengo una hermana
Luz dice: ¿Mayor o menor que tú?
GrAcE dice: maior k io
Luz dice: ¿Cuántos años tiene?
GrAcE dice: 15
Luz dice: ¿Y le hicieron su fiesta?
GrAcE dice: aun nop, es k esta en si le hacen sus 15 o un viaje
Luz dice: Ah, claro. ¿Qué vas a estudiar cuando seas grande?
GrAcE dice: aun no lo c. y tu k estudiaste?
Luz dice: Publicidad, pero trabajo para una consultora de belleza.
GrAcE dice: tu lo has logrado todo
Luz dice: Pero todavía me falta mucho. ¿Estás en tu cuarto?
GrAcE dice: sipi
Luz dice: ¿Y hasta qué hora te dejan chatear?
GrAcE dice: pues anoche me kede hasta las 3 o 4 sin k c den cuenta
Luz dice: ¿De la madrugada?
GrAcE dice: sipi
Luz dice: Seguro platicando con tu novio, ¿verdad?
GrAcE dice: noooo, estaba chateando con una amiga
Luz dice: ¿Y no temes que te cachen tus padres y te regañen?
GrAcE dice: nop xk siempre escucho cuando sale uno d eios, asi k apago el monitor y iap
Luz dice: Eres una nenita inteligente.
GrAcE dice: una tiene k darse sus mañas no?
Luz dice: Sipi, porque el mundo es de las chicas listas.
GrAcE dice: siiiii
Luz dice: Una mujer astuta vale x 2.
GrAcE dice: siii, no hay k dejarse dominar x nadie
Luz dice: ¡Arriba las mujeres!
GrAcE dice: siii, arriba le duela a kien le duela
Luz dice: ¡Así se habla!
GrAcE dice: oie como le hiciste para estar asi
Luz envía un guiño: Reproducir “Lluvia de estrellas”
Luz dice: ¿Cómo así? ¿Esta figurita?
GrAcE dice: siii, tienes un cuerpo bn bonis
Luz dice: Es producto de estar noche y día en el gym, jejé.
GrAcE dice: ups!!
Luz dice: Corro todas las mañanas, hago dieta, me privo de los ricos chocolatitos y los dulces.
GrAcE dice: oohh!
Luz dice: Y todo esto es natural. No vayas a creer que me he hecho implantes como piensan algunas envidiosas.
GrAcE dice: ayyy noooo io no pense en nada de eso
Luz dice: Lo decía por mis amigas. Ellas creen que estas bubis son de silicona.
GrAcE dice: es k las tienes bn grandes
Luz dice: Pero son 100% naturales. Regalo de Dios, jejé. Si quieres, tócalas, jajajá.
GrAcE dice: jaja
Luz dice: Estoy viendo que las tuyas también son grandecitas.
GrAcE dice: sipi, pero no tanto como las tuias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada