EspaInfo.es

espainfo.es
estamos en

miércoles, 1 de agosto de 2012

Agosto

Empecé mal el octavo mes del año: a mediodía me empezó a doler la barriga, o el abdómen. Uy, chucha, dije, ese es el dolor de los cálculos renales. Es un dolorcito agudo que va creciendo en intensidad hasta que se hace insoportable. Tomé agua en abundancia, me quedé quietecito en mi cama pero el dolor persistía, así que terminé en el Seguro. Ahora de nuevo a sacar cita en Urología, de nuevo los análisis. ¿No que tenía solo arenilla? Esa es la mejor salud que nos ofrece el presidente a todos los peruanos. Me descuentan de mi sueldo para que me den una pésina atención médica, para que me paseen de un consultorio a otro dizque porque no tengo nada.
Menos mal que mi cerebro sigue trabajando pese a mis males, aunque no como antes cuando tenía unos cachuelos mecánicos y escribía mis historias en el cerebro y después las pasaba en el papel, o dejaba que se las llevara el viento. Extraño esa antigua capacidad de escribir en el cerebro, pero allí estoy, el fin de semana mandé mis novelas a un par de concursos en España, a ver si pasa algo. Un día debo tomarme un año sabático para corregir las novelas que he escrito, me imagino que ocho años después de empezar a escribir en "serio", debo tener más conocimiento, más oficio en el arte de escribir, menos apasionamiento.
De vacaciones, pero unas pésimas vacaciones porque el sueldo miserable y las deudas no me permiten ir ni a la esquina ni al más miserable chifa. Creo que estas son las peores vacaciones desde que trabajo para el Estado y el futuro se presenta sombrío. ¿En qué otra cosa podría trabajar? Ya estoy viejo para cambiar de oficio y trabajar todo el día como profesor no me gusta, en el colegio te embruteces y te vuelves cada vez más viejo. Algún día mandaré al diablo todo esto.
Falta poco para que se termine el año, menos mal. Estos últimos meses pasan rapidito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada